5/5 - (1 voto)

En el universo del plástico, cada detalle cuenta. Aquí es donde entra en juego Delta Tecnic, una empresa pionera en el desarrollo de masterbatch, que ofrece la máxima precisión del color a los fabricantes de film de PVC en el sector del calandrado. La compañía insta a la industria a adoptar los criopellets, masterbatch monopigmentarios que actúan como solución para crear colores personalizados y homogéneos de manera sencilla y eficaz.

Masterbatch monopigmentarios: Criopellets

¿Qué son exactamente estos productos y por qué son tan relevantes en la industria? Los masterbatch monopigmentarios son una solución innovadora que simplifica el proceso de coloración del PVC. Es un hecho que la repetibilidad de la formulación de un pigmento es baja entre distintos lotes fabricados en fechas diferentes. El uso de pigmentos hace que la variación de color entre lotes de la misma formulación pigmentaria sea alta y obliga a hacer muchas correcciones al inicio de la producción, con el correspondiente coste de operaciones y fabricación de producto no conforme hasta conseguir el color deseado por el cliente.

En lugar de formular con pigmentos para obtener el tono deseado, Delta Tecnic propone la utilización de masterbach monopigmentarios, lo que garantiza una coloración uniforme y repetible en todo momento. Este enfoque revolucionario elimina la necesidad de lidiar con pigmentos difíciles de dispersar, muy volátiles, sucios y no regulares en su color, reduciendo así los residuos y optimizando la eficiencia en el proceso de producción.

Pero la innovación de Delta Tecnic va más allá de la simplificación del proceso de coloración. Con su enfoque en la personalización y la adaptabilidad, la empresa permite a los fabricantes de film de PVC crear una amplia gama de colores a medida, satisfaciendo las demandas específicas de sus clientes y del mercado. Ya sea para impermeabilizar edificios, crear suelos o desarrollar adhesivos para aplicaciones automotrices, los masterbatch monopigmentarios de Delta Tecnic ofrecen una solución versátil y de alta calidad que impulsa la innovación en la industria del plástico.

Principales beneficios de utilizar criopellets

Entre las ventajas más destacadas de los criopellets se incluyen:

  • Mayor limpieza y facilidad de manipulación: al no ser polvorientos y ofrecer un muy fácil manejo, los criopellets garantizan una mayor limpieza en las instalaciones de producción. Además, su fácil manipulación en comparación con los pigmentos convencionales los convierte en una opción más eficiente y rentable para los fabricantes.
  • Repetibilidad del color: Los criopellets permiten una alta consistencia del color, gracias a la dispersión uniforme del pigmento y un poder colorante estable. Esto significa que las fórmulas de color utilizadas anteriormente seguirán dando los mismos resultados en el futuro, eliminando la necesidad de ajustes y reduciendo el desperdicio de tiempo y recursos.
  • Acceso a mercados exigentes: con los criopellets, los fabricantes de compuestos pueden satisfacer las demandas de los mercados que tienen elevados requisitos de uniformidad del color o de rendimiento en exteriores, sin sacrificar la calidad, consiguiendo resultados que no podrían lograrse con pigmentos convencionales.
  • Reducción del producto no conforme: Los criopellets ayudan a reducir el producto no conforme al principio de la producción, ya que no es necesario reajustar la fórmula del pigmento. Esto es esencial para la sostenibilidad porque minimiza los residuos, optimiza recursos y mejora la eficiencia en la cadena de suministro.

Según Manuel Miret, Área Manager & New Product Developer de Delta Tecnic, “es un viaje de no retorno: quien pasa al uso de masterbach monopigmentarios ya no regresa al uso de pigmentos”. Y añade: “Nuestro compromiso con la excelencia y la búsqueda continua de soluciones avanzadas nos ha permitido desarrollar un producto que no solo cumple las expectativas del mercado, sino que las supera”.

Un tamaño de partícula reducido que brinda resultados excepcionales

Para entender el potencial del criopellet, hablamos de un tamaño de partícula al nivel del polvo. Para lograrlo, Delta Tecnic lleva a cabo un proceso de micronización, que implica una cuidadosa reducción del tamaño del masterbatch convencional, garantizando que mantenga sus propiedades esenciales durante todo el proceso. Utilizando nitrógeno para congelar el masterbatch antes de la molienda, se logra una manipulación segura y efectiva, evitando la degradación del producto y asegurando su calidad.

Este avance tecnológico no solo responde a las demandas del mercado, sino que también ofrece a los fabricantes de películas de calandrado una solución altamente eficaz y versátil. Con una concentración elevada de pigmentos, el masterbatch monopigmentario de Delta Tecnic proporciona una reproducción precisa del color y una matización excepcional.

Siendo una tecnología consolidada en Europa y con un creciente interés en mercados internacionales como Estados Unidos y Asia, el masterbatch monopigmentario de Delta Tecnic está preparado para revolucionar la fabricación de films de PVC en todo el mundo.