5/5 - (1 voto)
  • Delta Tecnic reduce diez veces el tamaño del gránulo para conseguir una mejor dilución del masterbatch en el compuesto del cable.
  • El 25% de las ventas de la empresa se realizan en la industria del automóvil, donde es más difícil obtener resultados satisfactorios en las pruebas de chispa.

Para la industria de cables eléctricos, y especialmente en los cables de automoción, es crucial lograr el aislamiento total del conductor eléctrico (cobre o aluminio, en la mayoría de los casos), y la prueba de chispa se utiliza ampliamente para garantizar que cada centímetro producido está totalmente aislado.

Esta prueba tiene por objeto detectar posibles agujeros en la capa de plástico que recubre el conductor del cable, conocida como aislamiento y, en consecuencia, una fuga de corriente eléctrica. Aunque los agujeros sean pequeños, pueden provocar efectos no deseados, como fugas de energía y pérdida de electricidad, creando graves problemas en un circuito eléctrico.

En el caso de Delta Tecnic, uno de los principales fabricantes de masterbatch de color, el 25% de las ventas de masterbatch de color corresponden a la industria del automóvil, que es precisamente el sector que presenta más dificultades para obtener resultados satisfactorios en las pruebas de chispas, debido al uso de máquinas de dilución más cortas y de alta velocidad. Las exigencias de la industria han llevado a Delta Tecnic a alcanzar la excelencia en el diseño y control de sus masterbatches con el objetivo de reducir los fallos detectados por el spark tester.

Aislamiento de cables: cómo minimizar los fallos en las pruebas de chispas

El cable conductor, con su respectivo aislamiento, pasa por el dispositivo de prueba de chispas, que somete al cable a un campo eléctrico de alta tensión para detectar posibles fugas. Si se produce una reacción eléctrica, el aparato emite una señal de alarma. En este sentido, es crucial evitar la presencia de grandes partículas no deseadas en el aislamiento del cable.

Los agujeros pueden deberse a la mala dispersión de los productos utilizados en la mezcla aislante. El aislamiento plástico se compone de dos materiales: generalmente, el 98% es un compuesto polimérico fabricado por el mismo fabricante del cable o suministrado por empresas especializadas en la fabricación de compuestos, mientras que el 2% restante es el colorante suministrado. Ambas materias primas pueden contener partículas poco dispersas o mal incorporadas a la masa polimérica, lo que da lugar a la formación de agujeros. Estos agujeros provocarán un fallo en la prueba de chispa y, por tanto, un aislamiento deficiente en el conductor eléctrico.

Un masterbatch mal fabricado puede ser una de las causas de estos agujeros, debido a la presencia de partículas excesivamente grandes en el polímero. Es esencial que el masterbatch utilizado en la industria del cable consiga la mejor dispersión posible del pigmento. La dispersión de pigmentos consiste en romper las unidades cristalinas que los componen mediante un proceso mecánico con extrusoras, evitando que permanezcan dentro del masterbatch.

Hay otro posible fallo, relacionado con la dilución. Durante la fabricación de cables, es posible que el masterbatch utilizado no se diluya correctamente en el compuesto del cliente, y las grandes partículas no deseadas resultantes pueden causar agujeros en el aislamiento. El concepto de dilución implica una mezcla adecuada durante el proceso de extrusión de la capa aislante del cable, en el que el masterbatch se compone y funde completamente en la base polimérica utilizada.

Sin embargo, en algunos casos, los clientes pueden tener dificultades para diluir los masterbatches, ya que la industria del cable trabaja cada vez con extrusoras más rápidas y cortas que hacen más complejo este proceso. Por lo tanto, el reto para el fabricante de masterbatches es conseguir la mejor dilución posible, lo que requiere una temperatura y un proceso de mezcla adecuados.

Manuel Miret, Area Manager & New Product Developer de Delta Tecnic, afirma: “En Delta Tecnic, nos esforzamos por ofrecer soluciones que impulsen el avance de la industria del cable y mejoren la calidad de los cables utilizados en diversos sectores. Nuestro enfoque en la dispersión óptima de los pigmentos y la formulación de nuestros masterbatches para lograr una dilución perfecta es esencial para garantizar la excelencia de los cables fabricados y unos resultados óptimos en la prueba de chispas durante la fabricación.”