Orgánico o Inorgánico ¿Que pigmento es mejor?

Los pigmentos para plástico están presentes en gran parte de nuestra vida. Prácticamente cualquier objeto cotidiano, a excepción quizá de algunos objetos de madera y metal, están teñidos con alguno de esos colorantes. Desde el tablero de nuestro automóvil hasta la botella de la que bebemos contienen tonos, e incluso, propiedades táctiles, bastante particulares. Esas cualidades son producto de componentes orgánicos e inorgánicos.

Orgánico o Inorgánico ¿Que pigmento es mejor?

Ventajas y desventajas de los pigmentos inorgánicos

 

Los pigmentos inorgánicos tienen una serie de propiedades positivas si se quiere lograr un resultado de calidad. Al aplicarse a los polímeros, estos se vuelven más resistentes al calor y a la intemperie. Su precio es además competitivo, ya que suele ser económico, o al menos más accesible que otro tipo de tintes para plástico. También son ideales para teñir láminas de calandrado. No obstante, a pesar de sus cualidades, este tipo de tintes también tiene sus contras.

 

Los pigmentos inorgánicos están limitados cromáticamente. No pueden por ejemplo, lograr una tonalidad intensa. Sólo pueden lograrlo mezclándose con tintes orgánicos. Estos últimos, además, contienen más variedad de colores. Pero, más allá de los elementos que inciden en la calidad o la variedad, hay otro tema quizá de mayor envergadura: las sales de plomo, presentes en sus composición química: son cada vez más cuestionados por motivos ecológicos.

 

Pros y contras de los pigmentos orgánicos

 

Los pigmentos orgánicos tienen una serie de ventajas y desventajas dependiendo de la variedad a la cual pertenezcan. Por lo general, suelen ser resistentes al calor y a la luz. Otro elemento común es la ausencia de metales pesados, considerados enemigos del medio ambiente. Estas características se presentan en componentes químicos como el óxido de cromo verde, los amarillos de cromo o las sales de cobalto. Cada uno de ellos tiene virtudes aplicables a cosas muy específicas.

 

En comparación con los pigmentos inorgánicos, la ventaja más grande sigue siendo el factor medioambiental. No obstante, los pigmentos orgánicos aun no logran la opacidad necesaria para ciertos productos. Las desventajas se relacionan más con características particulares de cada tipo de colorante. El óxido de cromo verde, por ejemplo, limita su rango a tonalidades verdosas, mientras que los pigmentos ultramarino  (azul y violeta) carecen de opacidad, lo cual no descarta su utilidad si se desea lograr un tono semi-transparente.

 

En conclusión, si hablamos del tema ecológico, lo mejor siempre será utilizar tintes de origen orgánico, aunque los inorgánicos se justifican en casos muy necesarios.

delta

Usamos cookies en este sitio, si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Aviso Legal

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close